El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

     
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
   
 
     
   
     

Los primeros cerdos de raza pura fueron traídos al país hace mas de 45 años, desde los Estados Unidos, la introducción de las razas Landrace, York, y Duroc, fue el primer paso de la porcicultura o crianza de cerdos en El Salvador; fueron introducidos al país por el señor Max Fernández, con el objetivo de establecer tres proyectos porcícolas en el oriente, específicamente en el departamento de Usulután, en tres haciendas vecinas llamadas La Carrera, El Tercio y El Joval. Sin embargo al llegar la reforma agraria estos proyectos fueron descuidados y eventualmente liquidados, quedando solamente en el mercado algunos rasgos de las razas traídas y estableciéndose algunas granjas.

No fue hasta 1984 en medio del conflicto armado, que Doña Gertrudis de Murray, nutricionista y especialista en animales, quien con el fin de reactivar la porcicultura nacional trae cerdos de raza nuevamente al país, con destino a la granja el Cimborro, ubicada contiguo al Boquerón.

En esa época también fueron traídos algunos cerdos de raza al Cega Izalco, donde se impartían cursos de capacitación por medio de una extensión agrícola dedicada a la producción de cerdos, estos cursos tocaban temas variados desde reproducción hasta alimentación entre otros. A pesar de ello, la falta de modernización y actualización en las técnicas de producción, fue dejando al Cega Izalco obsoleto, sin embargo quedo como una fuente de enseñanza para los porcicultores de esa época, entre los que se pueden mencionar a Doña Gertrudis de Murray, Helga de Romero, Eunice Stavens, Dr. Arturo Álvarez Borja, Jaime Barrientos, Enzo Giammattei, Enrique Serarols, Dr. Santiago Guiringhello, Max Fernández, entre otros.

Fue en esa época que la asociatividad de los porcicultores Salvadoreños tuvo su origen, con el establecimiento de la primera cooperativa de porcicultores; pero por falta de sostenibilidad financiera tuvo que cerrar operaciones cinco años después. A pesar de no haber podido continuar con la cooperativa, sus miembros se mantuvieron siempre unidos y con una visión compartida. Buscar la unión siguió siendo prioritario para los productores, a fin de proteger los intereses comerciales y lograr consolidar un sector más competitivo que lograra enfrentarse a los retos del mercado; con estos objetivos en mente se funda en 1989 la ASOCIACIÓN SALVADOREÑA DE PORCICULTORES, ASPORC.

A finales de los 80`s el Ministerio de Agricultura y Ganadería impulso programas para modernizar el sector a través de asistencia técnica, tales como: el programa de cerdo mejorado, la importación de verracos (sementales) y reproductoras de razas puras, el programa de inseminación artificial que distribuyo semen fresco en todo el país, fueron algunas de las iniciativas más importantes del MAG.

Gracias a estos esfuerzos y a la búsqueda constante de mejores prácticas de parte de los productores, es que ahora el país cuenta con alrededor de 100 granjas especializadas en crianza de cerdos, las cuales están ubicadas en Sonsonate, Santa Ana, Ahuachapán, La Libertad, San Miguel, Zacatecoluca y La Unión, las cuales trabajan con un sistema intensivo industrial y agrupan un promedio constante de 165,000 cerdos.

El alto grado de tecnificación permite a las granjas producir y vender un aproximado de 13,000 cerdos al mes, lo que representa 1.6 millones de libras de carne mensuales. Nuestros mercados municipales, carnicerías y supermercados venden esa carne fresca de cerdo criado en granja. El cerdo de traspatio prácticamente solo se cría en hogares rurales y es consumido especialmente dentro de los mismos o en cantones y ciudades pequeñas.

El 100% de la carne de cerdo que se vende en los supermercados proviene de granja, así como el 90% de la carne de cerdo que se ofrece en los mercados del gran San Salvador y de las ciudades principales del país. El 80 % de carne que consume el país es producido en granjas de forma higiénica, por lo que puede ser consumida con confianza.

 
 
     
   
 

“Ser una asociacion sólida y unida que promueva una porcicultura rentable, sostenida, competitiva y amigable con el medio ambiente, que provcea carne higienica y de calidad confiable al consumidor"

 
     
  .................................................................................  
     
   
 

Promover la union, el fortalecimiento y el desarrollo integral de los porcicultores, proporcionandoles capacitacion tecnologica actualizada para trasformar sus granjas en empresas rentables, conpetitivas, sostenibles y amigables con el medio ambiente.

Garantizar una carne de cerdo con la calidad e higiene que proporcione al pueblo salvadoreño seguridad en su consumo.

Ser un canal para la difusion de información estadistica y tecnologica, que represente y defienda al sector porcicola ante instituciones privadas y oficiales nacionales e internacionales.

 
     
     
     
     
     
     
     
 
     
   
Asociación Salvadoreña de Porcicultores © 2010
Centro de oficinas colonial local 211, col. La Sultana, Antiguo Cuscatlan, La libertad , El Salvador.
Tel. (503)2237-8743 Fax (503)2243-1310